lunes, 20 de agosto de 2012

El partido que empezó un domingo y terminó un lunes


Levante 1 - Atleti 1

A las 23:00 horas, sí a las once de la noche ha comenzado el Atleti la Liga 2012-2013 en Valencia, en el campo del Levante. Era domingo, 19 de agosto. El encuentro terminó al día siguiente, el lunes 20, a la una menos cuarto de la madrugada, con la alegría de ver a los nuevos y aspirando, como mucho, a quedar terceros en una competición absolutamente adulterada en la que el dúo prescrito y demás sinvergüenzas que pueblan los palcos de los equipos patrios ladran, pero no se tiran a la yugular. Yo lo tengo clarísimo, montaba una Liga de 18 y, cuando vinieran el Madrid o el Barça, sacaba a los chavales del madrileño y tiraba los precios para devaluar el partido. Vamos, que le regalaba los tres puntos y a otra cosa.

Pero volvamos a lo de ayer, o a lo de hoy. Vamos, al primer partido oficial de la temporada que empezó ayer y ha terminado esta mañana. Es increíble. Y seguimos tragando. Yo me tiro al monte.

Lo cierto es que este año, como estoy bastante hasta los mismísimos, no me he abonado a ninguna plataforma de televisión de pago. Que les den a las dos, como al Real Barça, como al PPSOE... no soporto más una sociedad donde se nos plantea siempre el duopolio para esconder que "la misma mierda es", que lo mismo me da que me da lo mismo, que tanto monta, monta tanto, que parece pero no es. Vamos, que no pienso pagar por ver el fútbol en la tele.

Y lo vi por internet. En mi teléfono. En la cama. Con los cascos puestos. Y no me dormí de milagro. Más que nada porque estaba atento a un Silvio que promete por la banda, a un Cebolla Rodríguez que sorprendió por su entrega, su actitud y su participación (también por cómo sangraba después del zurriagazo que le metió David Navarro -que, para colmo, pedía penalti-), a un Cata muy serio atrás en una defensa con tres centrales donde Miranda y Godín estuvieron tan correctos como él. Me fijé especialmente en Gabi y Tiago, eché en falta a Diego (como todos) y no entendía qué le pasaba a Adríán, despistado, gris, perdido, pensando en no sé qué, sin rascar bola. Lo mismo que Falcao, pero en el caso del colombiano porque no le llegaba un balón en condiciones (como siempre, va a por todos). Y luego está lo de Arda por la banda que de repente te traza una diagonal, o se mete por el interior, o la caga por no tapar el rechace y dejar que nos hagan un gol a los cinco minutos y después se saca un zapatazo desde fuera del área para clavarla en la escuadra y celebrar el gol como un atlético de toda la vida, como vengando el error que propició el primero, como quedando en paz.

En la segunda parte, cuando ya entraba el lunes, nuestro querido Cholo dio entrada a los dos chavalines que deberían estar durmiendo. Al bueno de Oliver se le notó que con 17 años aún no ha trasnochado mucho y apenas si entró en juego. Perdió tres balones casi seguidos. El chico no estuvo bien, pero tiene que ir cogiendo minutos, a ser posible fuera del Calderón, sin presión, para que se vaya soltando y nos haga olvidar muy pronto a Diego, a Schuster, a Alemao... para que cuaje en el olimpo de los centrocampistas rojiblancos por muchos años. Lo de Kader fue mucho mejor. Le dio mucha más profundidad al equipo. Muy bien el joven gabacho. Al final, un poco tarde, el Cholo se dio cuenta de que Adrián no estaba en el partido aunque sí ocupaba plaza en el campo y decidió cambiarlo por Raúl García. Mi amigo el "txitorra" viene de hacer una temporada poderosa en Osasuna. Creo que este año el Cholo le sacará partido.

Al final tuvimos la pelota pero no creamos oportunidades claras. Apenas si tiramos a puerta. Estábamos ahí, muy cerca, pero nada. Y si a esto le sumamos a un Munúa que debería haber sido expulsado en dos ocasiones... vamos, que se tiró a por Arda cuando tenía el balón atrapado y el turco estaba a años luz de lejos. Y luego levantó los pies para golpear a Godín sin venir a cuento. De locos.

Bueno, que no me enrollo más. Que esto ha sido el principio (domingo a las 23 horas) pero que seguiremos un lunes a las 22:00 (cuando el viernes tenemos la FINAL DE LA SUPERCOPA DE EUROPA). Hay que ser cenutrios para aceptar estas cosas. Se echa en falta una directiva de verdad, que proteja los intereses del club (futbolistas, aficionados y, sobre todo, la clase y el señorío que algún día tuvimos).

Y sin embargo. Yo te quie roAtleti, lo lo lolo lo lo lolo lo lo.

3 comentarios:

Tomi Soprano dijo...

Viendo crónicas y leyendo comentarios por ahí, ya pensé que yo había visto otro partido. Afortunadamente (lo cual no sé si es algo bueno o malo para usted, Don Santi, conste en Acta) solemos ver los partidos con bastante afinidad, y el de ayer, de hecho, coincidimos en nuestras crónicas casi como dos gotas de agua (qué coño de agua, de cerveza, el agua para las ranas).

Un fuerte abrazo.

Santi Riesco dijo...

Me paso por tu blog y te digo algo. Pero si es así, me siento orgulloso de coincidir con un atlético empedernido y un experto en esto del balompié como tú.
Un fuerte abrazo.
De este año no pasa que brindemos con unas cervezas. Y nada de unas gotas.

Tetuán , Renton y Pamafer dijo...

Coincido con lo que has dicho..., a ver el lunes y el viernes en la final que hacemos, ...