domingo, 26 de noviembre de 2006

Pero ¿por qué?

Atleti 1 - Real Sociedad 1


Todo el sábado lloviendo. Mi hermano y mi cuñada me dejan sus abonos para que lleve a mi santa y a una amiga a disfrutar de lo que se suponía una victoria fácil. Sigue cayendo agua inmisericordemente. Mi santa y su amiga se borran del partido. Mi hermana me llama para asegurarme que estará en su abono. Agua y más agua. Las siete. De nuevo el teléfono: "Llueve muchísimo, ¿no? igual hasta lo suspenden"; "Pues lo vemos por la tele para no arriesgar paseo" le digo yo. Total, que me apoltrono en el sofá para ver a mi Atleti con tres abonos en la cartera y la comida china sobre la mesa.
Por los aires
Comenzó el partido y parecía que nada era lo mismo. Veníamos de barrer al Villarreal y al Levante con dos partidos decentes y un juego que invitaba al optimismo. Era el mismo once, los mismos jugadores que habían marcado seis goles en dos partidos. Pero nada. Nada de nada.
El colmo fue cuando Zé Castro se queda mirando cómo Gari remata un pase de Jesuli en el minuto 23. Alucinante. El colista, el único equipo que no había ganado ni un partido en toda la temporada, nos marca en casa y nos quedamos tan tranquilos.
De nuevo todas las ilusiones por los aires. Parece que los nuestros tienen miedo a estar arriba, a garnar, a ser el equipo grande que siempre hemos sido. Y eso me mata.
Trote cochinero
El equipo, perdiendo en casa con el colista, seguía con ese asqueroso trote cochinero que recordaba las dos temporadas en Segunda. No había desmarques (el Kun completamente desaparecido en sus tres metros cuadrados), nadie corría (Torres amagaba con iniciar alguna carrera cinco segundos después de ver pasar el balón), todos trotaban, hacían como que jugaban al fútbol, era una auténtica pachanga oficial sin petos.
En el centro del campo no había ideas. Luccin parecía que quería hacer algo pero nadie le secundaba. Sólo funcionaba la banda izquierda con Pernía y Antonio López, el resto era un espejismo de equipo. Galleti de vez en cuando tocaba bola para hacerse notar y no quedar mal de todo. Un desastre completo. Sin fuerza, sin garra, sin ideas, sin espíritu, sin arrojo y sin huevos.
Dos paradones y un error
Bravo, el portero chileno de los donostiarras, hizo dos auténticos paradones a las faltas que sacaron Pernía y Antonio López (una izquierda de lujo). Dos palomitones de los que hacen afición, de los que luego los chicos emulan en el recreo. Justo metió la manopla en la esquinita donde se iba a encajar la bola. De película.
Pero el fútbol es ingrato. Cuando ya todos pensábamos que nos quedábamos sin los tres puntos un melón que venía de la derecha lo tocó con el pecho un defensa de la Real y el bueno de Bravo se resbaló y vió cómo se colaba el balón en su portería, esa misma portería que había defendido con uñas y dientes ante las dos únicas ocasiones de los nuestros.
Preguntas sin respuesta
- ¿Por qué Maniche estaba tan acelerado en los primeros minutos y le dio un puñetazo a un contrario para quitarle el balón? (Menos mal que no lo vieron y nos ahorramos una expulsión)
- ¿Por qué Maniche hizo una entrada tan dura con la pierna arriba y los tacos por delante cuando no había tensión ni velocidad en nuestro juego? (Esta vez vio la amarilla, pero también podía haber sido roja)
- ¿Por qué Maniche -y mira que me gusta este jugador- se pilló un rebote tan importante cuando Aguirre decidió cambiarle?
- ¿Por qué el mismo equipo titular no fue capaz de ganar fácil al colista?
- ¿Por qué Torres se resbala tanto? ¿No lleva tacos?
- ¿Por qué hay peñas que quieren confundir al Atleti con la política?
- ¿Cuándo vamos a ver un partido en casa en el que comencemos y acabemos ganando?
- ¿Es cierto que para asistir a una junta de accionistas del Atleti es necesario ser propietario de 2.888 acciones?
Contra el Betis en La Sexta
Otra vez el sábado somos el partido de la tele. Menos mal que jugamos fuera, así sí que mola que nos televisen. Espero que contra el Betis no hagamos lo que el Espanyol (esperar al descuento para empatar) y que los nuestros se dejen de complejos y comiencen a creerse que somos un equipo grande, el más grande, y que lo demuestren en Sevilla.
Forza Atleti, oé.



1 comentario:

Youssef dijo...

Hola Santi!!!ay si fuera en Madrid te llamaria a la puerta de tu casa para asistir al partido y invitaria a 2buenas Colchoneras conmigo si tenias 3abonos:)
pues mira los jugadores entraron al partido con mucha confianza y se veia que entraron como ganadores y los vascos de la Real entraron para jugar y para sacar 1punto por lo menos del Calderon!
no creo que todos los jugadores tenian la misma intencion pero algunos de ellos si! es que el Futbol es un juego collectivo y no es individual entonces si 2 o 3jugadores entraron como ganadores en el partido esto no ayuda para nada y nos guia a un partido trampa,y ahora podemos decir a Aguirre que este fue un Partido trampa!!!el afirmo la semana pasada que no existia para el un partido trampa que todoslos partidos para el son iguales pero no sabia que los jugadores no estaban bien preparados mentalmente para el partido eso es!porque si estas bien preparado mentalmente y fisicamente sin duda este tipo de partidos lo ganaras!
este triste empate nos hizo pensar en el triste empate que realizamos digo realizamos si en el minuto 94 en el calderon frente al Murcia hace unos anos!!!
no me gusta regalar 1punto y perder 2preciosos puntos frente a un equipo que sin duda jugara en la segunda pronto!
en Sevilla vamos a ganar!!!
no queremos perder ni empatar!prefiero que el equipo juegue mal muy mal...pero que saque la victoria en Sevilla es lo mas importante!
Un saludo.