domingo, 18 de enero de 2009

Y cinco...

Almería 1 - Atleti 1

Sin vaselina. Así de crudo está siendo el año 2009 en el que todavía no hemos ganado ni uno solo de los cinco partidos que hemos jugado (tres de Liga y dos de Copa). Lo de la Copa, contra un Barsa arrollador, podría tener un pase y algo de disculpa -si no fuera por la imagen dada en el partido de ida en el Calderón contra Messi y el Barsa B- lo de la Liga, contra Valencia, Bilbao y Almería... esto si que no tiene explicación ninguna. Es una auténtica sodomización al aficionado, una enculada que no tiene explicación ninguna.
Ahora nos tocará andar escocidos una semana más hasta que el equipo vuelva a viajar a Andalucía para enfrentarse a un Málaga que ya nos ha superado en la clasificación y que, en el comienzo de la segunda vuelta, puede ser el que acabe de darnos la puntilla anímica. Aunque yo creo que no podemos caer más bajo.

ESPN
No tenía ganas de bajar al bar para ver el Canal Plus y, como no me conformo con los comentarios de los compañeros de la radio, me metí en las procelosas redes de mi Mozzilla y rebusqué en el Google la página de los partidos en directo. Conseguí entender -more or less- lo de rojadirecta.com y empecé a verlo con sonido en inglés. Insoportable escuchar a un fulano muerto de asco, con menos sangre que cualquiera de los que estaban en el campo arrastrando nuestro escudo... en fin, que volví a buscar lo mismo aun a riesgo de perderme alguna gran jugada de los nuestros (nulo riesgo, por cierto). Al final enganché la ESPN en argentino con un Mario Kempes desesperado con el juego del Atleti y alucinado ante lo que estaba viendo: el Almería parecía un grande y nosotros un equipo modesto, atrás, reservones, sin hilar más de dos pases y con muy poca chispa en la letal delantera que nos iba a llenar las vitrinas esta temporada.

Ni contra diez
La alineación que leía esta mañana en el Mundo Deportivo me gustó: Antonio López por la izquierda, Pablo para coger confianza junto al checo, Banega de pareja con Asunçao y Sinama en banda sustituyendo a Maxi. Me gustaba y quería verla porque es la alineación que yo hubiera puesto hace muchos partidos.
A los cinco minutos el Almería había sacado tres córners y nos había marcado un gol -regalo de Leo Muñones Franco- gracias a esa generosa manía de nuestro portero en ofrecer una segunda oportunidad al rematador al despejar el balón en lugar de atraparlo. Nosotros aún no habíamos pasado del medio campo.
La primera bola que metemos al área se la encuentra Sinama en la cabeza y el portero almeriense se solidariza con Leo haciéndose el despistado y dejando que empatemos.
En la segunda parte expulsan a uno del Almería nada más comenzar y yo, cargado de optimismo a pesar del penoso y nulo espectáculo presenciado en píxels con imágenes congeladas e interrupciones varias, me creo que nos llevaremos los tres puntos. Ni de coña. Banega, ya casi con el partido acabado, quiso dejar la cosa en tablas y también se fue a los vestuarios con una doble amarilla. Alguien tiene que explicarle que cuando le pongan de titular no es necesario que le expulsen. Un desastre.

El árbitro
Visto lo visto, hablar del árbitro sería una gilipollez. Un punto se me hace mucho para lo que han hecho los nuestros ante el Almería. Casi me hubiera alegrado si volvemos a perder. (Esta última reflexión me asusta, pero así ha sido. Supongo que la rabia me puede). Lo cierto es que el señor colegiado se ha comido unas manos clarísimas en el área de los andaluces y que, si hubiéramos cambiado de entrenador en Navidad, si nuestro presidente hubiera dimitido y si nos hubieran recalificado unos terrenos seguro que nos las pitan... pero seguimos siendo el Atleti: Aguirre ratificado, Cerezo sigue haciendo que preside, la Peineta será del Ayuntamiento y los árbitros no ven un penalti de libro.

Sin Copa, sin puestos europeos y con una Champions en febrero que, como no cambiemos, será nuestra confirmación de equipo ridículo, sin rumbo y mediopensionista en la Champions League.

Somos nosotros, Atleti somos nosotros, somos nosoooooootros, Atleti somos nosotros.


3 comentarios:

miguel diaz dijo...

No hay nada. Por más que se rasque no hay. Cuando se es un incompetente y cuando no sabes es imposible que armes un equipo. un abrazo. miguel

Tomi dijo...

A Banega, si se le diese la continuidad y confianza necesaria del entrenador, que le dijese: "Tranquilo, chaval. Confío en tí. En los próximos 5 partidos, vas a ser titular indiscutible, y espero que aproveches tu oportunidad ... pero con tranquilidad. No te sientas presionado", seguramente, ayer no hubiese sido expulsado.

Pero claro. Para eso hay que ser un buen entrenador, conocer la psicología de tus hombres, etc.

Un saludo.

Borja Corchado dijo...

Esperemos que a la sexta, contra el Málaga, sea la vencida, aunque últimamente sólo tengo desilusión cuando hablo del Atleti.

Santi, te propongo un intercambio de links. Mi blog es www.lavozcolchonera.com.

Un abrazo