lunes, 29 de septiembre de 2008

Sin bandas no hay paraíso


Atleti 0 - Sevilla 1
"¿Quién es peor, Mejuto o Luis García", con este SMS resumía mi hermano griposo -desde casa- el partido de ayer. Lo leí al salir del campo, pero estaba tan defraudado que preferí no contestar y consultar con la almohada qué había pasado.
Y lo que pasa es que no tenemos bandas. Sí, ya lo sé, se veía venir, ya lo habíamos dicho a principio de temporada... pero siempre teníamos la esperanza de que Luis García se recuperase y no se convirtiese en otro Lardín, de que Miguel de las Cuevas tuviese más minutos y menos prisa por hacerse imprescindible en el once, de que Maxi marcara algún gol o crease peligro aunque no fuera pegado a la banda, de que Simao no se lesionase, de que debutara Keko con 16 años y le metiéramos otros cuatro al Sevilla...

Luis "flojo" García
Recuerdo la temporada que Luis García hizo en el Calderón antes de irse a Inglaterra. Fue espectacular. Corría la banda como una auténtica moto, metía unos pases que eran medio gol y recuperaba balones sin especular con el trote cochinero y los amagos de "sí pero no". Aquello fue realmente hermoso. Después vino la grave lesión en el Liverpool y el regreso al Calderón después de casi una temporada completa de inactividad y el miedo metido en el "coco" por si se volvía a romper... Y eso se nota, claro que se nota. Casi tanto como los treinta y pico tacos con los que más que correr, especula. No dudo de su clase, de su técnica, de su colocación y experiencia, pero este año el Atleti necesita algo más en la banda; algo como lo que nos da Simao cuando no está lesionado, como lo que nos puede dar Miguelito de las Cuevas si Aguirre no estuviera empeñado en que le veamos corriendo la banda con la sudadera.
Ayer el Atleti no funcionó. Quizá porque el Sevilla planteó el partido con mucho oficio. Metieron un golazo de una falta inexistente y se ordenaron atrás como una máquina de relojería. El Kun tenía que subir al medio del campo para recibir, Sinama no se desmarcaba, no abría huecos y no podía recibir ese último pase que él sabe colar. Las bandas eran una quimera con Luis "flojo" García en una de sus peores actuaciones y Maxi absolutamente desaparecido. el equipo estaba siendo superado y había que personalizar las culpas: Luis "flojo" García era el que llevaba todas las papeletas: te tocó, chaval.

El cambio del tonto
Supongo que el griego estaba lesionado cuando Aguirre le cambió casi al final de la primera parte. Imagino que no quitó a Seitaridis porque Capel le estaba haciendo yogur (como, por otra parte, era de prever). Supongo que el vasco sabía que Pablo estaba medio chungo antes de sacarle al campo, supongo que no se atrevía a sacar a Mariano para repartir el descontento de la grada y aliviarle la pesada carga a Luis "flojo" García... pero el cambio fue la cagada total. En diez minutos Pablo estaba resentido de sus dolores y mientras Mejuto apuntaba a las duchas, el manchego se quedaba con el preparador físico en el campo viendo si podía seguir... nada, Mariano al campo para completar el cúmulo de desdichas. La defensa recolocándose y Perea y Antonio López jugando un rato de central y otro de lateral derecho; de lateral izquierdo una parte y la segunda de lateral derecho.
Pero el cambio que no acabé de entender (el de Pablo tocado tampoco lo entiendo, pero tiene una lógica técnica) es el de Webcam Banega. El chaval lo estaba haciendo muy correctamente. Buscaba el balón, lo repartía (no con demasiado peligro porque no había desmarques y los sevillistas hicieron un gran partido en defensa), volvía a buscarlo, lo volvía a repartir, intentó el disparo un par de veces... vamos, que no es la mejor versión de Maniche pero que estaba funcionando. Pues ya ves, Aguirre dijo que era mejor mantener a Luis "flojo" García cambiándole de banda y pasando a Maxi al lugar que ya ocupaba en el centro (o sea, apostó por seguir sin banda derecha) y dio salida a Miguelito de las Cuevas para que pusiera un poco de energía, de ganas, de velocidad, de peligro (peligrillo, más bien) y un punto de esperanza en una grada que veía cómo se antojaba una misión imposible meterle un gol a un equipo serio, ordenado, con oficio y una capacidad inaudita para perder tiempo.

No queda otra que pasar página y no olvidar que la Liga es la competición más importante, que lo del miércoles con el Olimpic es sólo un premio y que lo que hay que intentar traerse los tres puntos de Barcelona el sábado a las 22:00 por La Sexta (gratis, por fin).

Forza Atleti, oé.

2 comentarios:

JOSÉ I. FERNÁNDEZ dijo...

No sé si Seitaridis estaba lesionado, pero me felicité por el cambio.
Mejuto es peor que Luis García. Y más chulo, sobre todo. Aunque esta vez no influyó en el resultado.
Me da pena lo de Luis, es atlético, volvió a casa porque se siente identificado con nuestros colores, pero no es el que era.
Esperemos que mejore.

Un saludo!!

Billie dijo...

No se puede titular mejor. He ahí nuestro talón de Aquiles esta temporada. Sin duda, clamo por un Gronkjaer salvador este invierno. Un saludo.