miércoles, 11 de noviembre de 2009

...y yo me lo perdí


Atleti 6 - Marbella 0
El horario no era muy bueno para mí, aunque he de reconocer que es la mejor hora para un día laborable de invierno. Si nos lo ponen a las 22:00, aunque hubiera podido, fijo que no voy. Pero la vida es así. Y aunque yo soy de los que aman la Copa y disfrutan de este torneo más que de ningún otro, me fue imposible acudir al Calderón (con ganas -y muchas- me quedé), sobre todo cuando al poner la radio del coche -una vez terminada la reunión- oigo que vamos 4-0 en la primera parte. Ya digo, a punto estuve de presentarme allí a ver los otros dos goles de Maxi, los tiros al poste, los penaltis no pitados, los primeros minutos de Camacho, el rodaje de Domínguez y los 50.000 asientos vacíos que motivaron al Atleti mucho más que el llenazo contra los de la otra acera. Por cierto, eliminados ante otro 2ªB. Nosotros, al nuestro, le metimos 8-0, ellos perdieron 1-4. Cada vez entiendo menos de esto.

Al llegar a casa me tomé un café en el bar del barrio donde televisaban al Atleti en la tele pequeña y dejaban la grande para el desastre vikingo. Me subí a mi sofá. Estuve zappeando hasta que en la TV3 de los catalanes encontré el único programa deportivo con información subtitulada cada vez que metían un gol. Me enchufé los cascos de la radio y veía imágenes absurdas. Al final del partido, los de La Sexta me pusieron un mega-resumen con la cagada de Pablo en el minuto 1. Nos llegan a meter ese (no entiendo cómo lo pudo fallar el delantero malagueño) y se nos hubieran complicado mucho las cosas. Somos así.

Luego vinieron los goles, con rebotes que favorecen al Atleti, con un Sinama que ¡por fin! metió un golito recogiendo el balonazo que Jurado hizo rebotar en los dos postes. Con Maxi como en sus mejores tiempos y sin necesidad de Forlán ni el Kun (esto es lo mejor) para meterle un set a un equipo de 2ªB.

Me encanta la Copa, sí. Lo vengo diciendo desde que tengo conciencia de blog. Me encanta porque los pequeños pueden tener su momento de gloria, porque hacen que este espectáculo mire a sus orígenes, a las raíces, al deporte. Y me enamora cuando un equipo humilde, con un presupuesto equivalente al sueldo anual del jugador peor pagado de la plantilla de enfrente, es capaz de eliminarles ante un estadio repleto dedicado a pitar a los suyos. Sí. Viva la Copa, coño.

Ahora a descansar estos diez días para coger fuerzas, ánimo, moral... para que Asenjo entrene las salidas, para que Pablo y Perea ensayen las cesiones y aprendan a no regatear en el borde del área, para que los córners de Simao lleguen más allá del primer palo, para que Raúl García ensaye algún tiro desde fuera del área que vaya entre los tres palos... vamos, que no van a tener tiempo para aburrirse.

Luego tenemos que comernos al Depor en Coruña, al Espanyol en el Calderón y al Xerez en Chapín. Si no salimos pronto de ahí abajo, después nos costará salir muchísimo más.

Vamos, Atleti, vamos.

5 comentarios:

Tomi Soprano dijo...

A mi me vino genial para darme cuenta de que puedo ir al campo, disfrutar de un partido tranquilamente como lo hice, y salir plenamente satisfecho del espectáculo ofrecido.

Sí. Ya sé. Era el Marbella. Pero chico. Es que uno anda tan necesitado ...

Un abrazo.

Santi Riesco dijo...

Te he leído. Me alegro por ti, y mucho. Yo también necesito un partido de estos, tranquilito, con el equipo acertado, para darme cuenta de que merece la pena estar loco.
Otro abrazo.
Este año, no se nos puede escapar la copa.

Tomi Soprano dijo...

Pues en serio que yo ando pero que muy ilusionado con la Copa este año ... A ver qué rival nos toca ... ¿Hace el Alcornocón?

Magortiz dijo...

Hola!! Muy buen blog, si quieres intercambiamos enlaces.
Saludos desde La Escuadra de Mago

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

Hola Santi.
Yo fui de los que me perdí porque he comenzado un Master (finalmente el de Telemadrid y Onda Madrid, aunque tengo muchos profesores que están o han estado en TVE -muchos prejubilados).
Si no, hubiera estado entre los 4.000 (¿Por qué dijo el club que había 15.000? ¿Hasta en eso hay que mentir?) y me dio especial rabia cuando mi novia me dijo por sms que iban 5-0 al poco de empezar la segunda parte.

Por cierto, he entrevistado en mi blog a Adrián Escudero, máximo goleador en la historia de nuestro Atlético de Madrid.

Te invito a pasarte.

Un saludo