miércoles, 9 de diciembre de 2009

El equipo de trapo


Atleti 0 - Oporto 3

Uno lee la historia del club, oye a los mayores hablar de los nuestros, y no sabes si te están vacilando o es que a ti te timan cada vez que ves al que dicen es el mismo club. Lo de ayer, no por repetido, es para cagarse en la madre que los parió. Y luego sale el bueno de Antonio López diciendo que están en ello, que no entiende qué pasa, que ellos quieren jugar mejor, que quieren ganar. ¿Y por qué coño no ganan? Bueno, siendo más benévolos: ¿Por qué cojones no hacen algo por ganar? No sé, correr un poco, pelear con el contrario, tirar a puerta, desmarcarse, controlar el balón sin perderlo, dar un pase decente que no parezca un melón caído del cielo... ¿es que no entrenan estos tíos? Joder, si son profesionales se supone que viven de esto, de jugar al fútbol, no de "hacer como que juegan". Lo de ayer fue -insisto- másde lo mismo. Una pantomima de equipo. El equipo de trapo. Bautizado queda.

Por líneas
Asenjo tuvo un par de intervenciones meritorias, no lo niego. Pero en el primer gol quizá pudo colocar a la defensa inexistente, o estar atento al remate desde fuera del área pequeña, o qué se yo. El caso es que no nos pueden marcar en el minuto uno rematando sin oposición en un córner. Lo del segundo gol es para nota. Un lanzamiento lejano -sí, iba fuerte- que consigue detener, pero no parar. Total, que se le escapa y llega un fulano al rebote -de nuevo la defensa acompañando a los delanteros más que cubriéndolos- y se lo cuela. Eso es para ponerle una cruz a Asenjo y tenerle viendo parar a De Gea unos cuantos partidos. En fin, que sigue sin convencerme el portero. Seguimos fichando a tíos que hacen la temporada de su vida en un club mediocre y luego no rinden en el Atleti. No queda otra que seguir esperando y confiar -qué remedio- en el portero de trapo.

La defensa es de lo peor que hemos visto en el Calderón en años y años. Y mira que hemos visto defensas negados, blandos, rígidos, sin velocidad, que no se saben colocar, que meten goles en propia puerta, que no saben colocarse, que no se coordinan en el fuera de juego, que defienden en zona mirando el césped y sin tener en cuenta al contrario. Lo de Valera es de juzgado de guardia. Este chico no está para un equipo de primera división. Domínguez, muy verde y acomplejado. Perea, en su línea, no sabe sacar el balón (¿por qué siempre se lo dan a él para que lo haga?) y sólo sería válido para un futuro equipo de atletismo. Juanito más que prescindible. Aún no se ha estrenado de cabeza. Pretende suplir su falta de velocidad con colocación y no lo consigue nunca. Para llorar. Todo facilidades. Una defensa de trapo.

La media o como quiera que le llamen ahora los listos del fútbol es, a mi gusto, lo peor del equipo. Aquí se cuajan las diferencias. Tíos que sepan recuperar balones, que sepan repartirlos. Que sean los primeros en defender y los primeros en atacar. Son el corazón. Y claro, cuando tenemos en esa posición a Asunçao y Cléber Santana, el motor del equipo se gripa. Son dos auténticos agujeros negros, dos negaciones que -en el caso de Cléber- no han aportado al equipo nada más que medianía y vulgaridad. Para hacer lo que hacen estos dos tíos me subo a un par de chicos del filial y me ahorro una pasta. Las bandas ayer tampoco estuvieron mucho mejor. Maxi no rascó bola y salió pitado para dar entrada a un Reyes aclamado en la banda que se aceleró tanto queriendo solucionar él solo el partido, que se diluyó como un azucarillo removido por el juego ordenado y serio del equipo portugués (nada espectacular, pero muy bien plantado). Simao sigue intentándolo. Aunque ayer, ni eso.

Delanteros teníamos el año pasado con Kun y Forlán enchufados. Esta temporada, cuando parecía que estaban despertando tras marcar al colista y a un Espanyol que se hunde, no acaban de encontrar la confianza suficiente. Bueno, me desdigo. El Kun va hacia arriba (pero se nos lesiona nada más empezar la segunda parte con una sobrecarga muscular), pero Forlán no está centrado. Todo lo que tira va flojo, o desviado, o es peor opción que el pase a un compañero. Hace muchos kilómetros, baja a recuperar balones al borde de nuestra área y luego... no tiene fuelle en el contrataque, no marca lo que antes metía sin mirar. Uno mira al banquillo y ve a Sinama y le entran ganas de llorar. ¿Por qué no se quedó De las Cuevas? Total que sale Jurado para sustituir al Kun y Jurado no sabe lo que es jugar en punta. Se pasa toda la segunda parte preguntándole a un Forlán desfondado dónde se coloca para no molestarle y qué tiene que hacer para que le pasen un balón... penosa la delantera de trapo de ayer.

El árbitro
Si el equipo estuvo mal, que lo estuvo. El árbitro estuvo peor. Se comió tres penaltis de libro que podían haber cambiado el rumbo del partido. Una tarascada al Kun por detrás cuando tenía el balón controlado. Dijo que se tiró y le echó una filípica sin tarjeta. Otra mano descomunal a tiro de Maxi (a bocajarro) que vimos todos menos el línea que lo tenía a veinte metros. Y un empujón continuado en forma de carga ilegal contra Simao que, para colmo, se llevó tarjeta por no aguantar el peso del defensa en un penalti descarado. De nada sirvió que todos los que estábamos helados de frío al ralente del Manzanares cantásemos el "Puta Platini, puta Platini". Bueno sí, para que yo pensase en que los de la UEFA nos iban a chapar el campo, no como a los del Olympic de Marsella que, por lo visto, ayer encendieron hasta diez bengalas en el partido...

La "uefalí"
Cuando perdíamos 0-2 en el minuto 14 y mi sobrino me dice que acaba de macar el Apoel en Stanford Bridge, se me cayó el alma a los pies. "Nos lo merecemos", pensé. Bueno, no. Se lo merecen estos cabrones, pero nosotros no tenemos la culpa. ¿Por qué nos pasa esto? Luego vino la remontada del Chelsea y los olés de los 200 aficionados del Oporto que flipaban con el equipo de trapo que tenían enfrente. Nos metieron otro golazo que dejó a Juanito cosiéndose los riñones y pensando en ver la repetición por la tele para saber por dónde se coló el tal Hulk, increíble. Aunque con Juanito, no es para tanto, claro. 0-3 y empata el Apoel a dos goles. Echo mis cuentas: Atleti 3 puntos, Apoel 3 puntos; a nosotros nos ha metido 4 el Chelsea y el Oporto ya lleva 3 aquí... vamos, que nos quedamos fuera de la "Uefalí" o como coño se llame. Mi sobrino menea la cabeza y se va quitando de la cabeza una posible final contra el Liverpool donde el árbitro no se nos mee en la cara. Ponemos la radio y dicen que estamos clasificados. ¿Cómo? Lo explica y resulta que sólo cuenta el golaverage particular y, claro, aquí empatamos a cero con las bestias chipriotas y en su casa logramos un merecidísimo empate a uno contra estas máquinas del balompié.

Y hasta aquí la mala leche acumulada por el escarnio de ayer, por la vergüenza de ver al equipo de trapo, por la desilusión rebosante y la imagen de penosos que hemos dado a todo el continente.

Está visto. El año pasado nos eliminaron de Europa sin perder; este año seguimos en Europa sin ganar. ¿Alguien lo entiende?

Somos nosotros, Atleti, somos nosotros.

4 comentarios:

Adal dijo...

Dos comentarios sobre los goles:
- Sobre el primer gol: nace de un córner cedido por Valera que no debería haber la mandado a córner. Asenjo hace el amgo de salir a por el balón, rectifica por el camino y en eso que viene el portugúes lanzado dede atrás sin nadie que le estorbe, ve a Asenjo que se ha quedado él sabrá dónde, así que tiene tiempo para pensar mientras salta (a lo Oliver y Benji) dónde mandar el balón, lo tiene fácil pues Asenjo le ha cedido más de media portería.
- Sobre el segundo gol, Asenjo rechaza un tiro lejano, ese tiro desde mi posición en l gradavi claramente que se iba fuera de la portería, aunque es mejor que Asenjo lo pare por si acaso, pero no se puede rechazar y dejarla muerta en mitad del área, luego encima Perea se entretiene mirando dejando que remate el contrario.

Lo del árbitro no tiene nombre, lo de las TV menos, aún no he podido ver la repetición de los penaltys, en Telemadrid anoche dijeron que los pondrían hoy a mediodía (?) con todo su morrro, este mediodía sólo se hablaba de Ronaldo y poco más.

India rojiverde dijo...

Pero lo peor de este equipo de trapo es que está formado por buenos jugadores, aunque a veces cueste creerlo. Si fuesen malos, pues vale. Si no diesen más de sí los pobrecitos, pues bueno. Qué se le va a hacer.

Pero son buenos, tienen calidad y saben ganar partidos. Saben ganarle a los más grandes, saben pelear un primer puesto en un grupo difícil, saben jugar partidos serios en todas las líneas (incluso en la defensiva). Pero no lo hacen. Eso es lo verdaderamente preocupante.

Santi Riesco dijo...

Adal, me ha pasado exactamente igual que a ti con el rollo de los penaltis. No he visto ni una sola repetición en la tele, y mira que he visto resúmenes. Ni siquiera en internet... de todos modos el árbitro no fue excusa para la penosa imagen del equipo.

India "granaína", ¿a qué grandes hemos ganado este año? ¿cuántos partidos hemos ganado en Champions? ¿Crees que han sabido pelear un primer puesto en un grupo "difícil"? Yo creo que no lo hacen porque no pueden (aunque quieran). Ignoro cuál es el motivo de que estén tan flojos como equipo. Aunque también es verdad que los jugadores, individualmente, tienen nombre, calidad y buen sueldo. Pero el equipo no acaba de funcionar.

Un abrazo rojiblanco. A ver qué nos depara este domingo el equipo de trapo contra el Villareal. Ojalá se conviertan en el equipo de acero.

Hamaker dijo...

No se a donde vamos a llegar , no ganamos a nadie , es mas yo creo que si hacemos un equipo entre los blogeros y les ganamos. Es patetico.Y el Domingo el villareal me huel muy mal.