jueves, 13 de noviembre de 2008

Coupet es la Copa


Atleti 0 - Orihuela 0

Lo mejor es que hemos pasado la eliminatoria. Mucho más si tenemos en cuenta que el Real Unión de Irún se ha cepillado a los vikingos o que el Poli Ejido se ha pasado por la piedra al Villarreal. Entre lo bueno también hay que destacar el paradón de Coupet en el minuto 90 y otra estupenda intervención a tiro de falta que le botó justo antes de sacar otra mano milagrosa. Y creo que si a esto le sumamos el pedazo de bocata que me trajo mi hermano (tortilla francesa con tropezones de chistorra y queso fundido) acaba todo. No hubo más.

Lo peor

Todo lo demás. Teníamos seis graditos en el campo. El público fue poco, pero más del que yo me pensaba. No encontré a José Ignacio, vecino de blog (Un grande sin memoria), de profesión, de fondo y de anfiteatro. Sinama estuvo patético y fallón todo el partido. Luis García, a falta de la extrema unción, pero muerto, más muerto que nunca. Forlán un poco anárquico y muy enrabietado pero sin la cabeza en su sitio y sin intensidad, como el resto del equipo. No acabé de entender a un sector de la grada que, al final del partido, cuando la cosa estaba muy chunga y el fantasma de la prórroga aleteaba sobre la bruma del río, cuando los primeros síntomas de congelación se confundían con las ganas de mear, empezaron a gritarle a Aguirre que se fuera del Calderón... pero si estábamos jugando con los mejores: Simao, Maniche, Camacho, Maxi, Forlán y Sinama. Entiendo que lo de Pamplona fue vergonzoso y de absoluto "cagao", pero lo de ayer no tenía nada que ver con el míster y sí con la especulación, el ralentí y la falta de intensidad de unos profesionales que miran más por su tobillo y por brillar cuando hay muchas cámaras, que en una eliminatoria de copa con un Segunda B un miércoles gélido a las nueve de la noche junto al río...

Sorprendente

La noche también tuvo momentos para la sorpresa. Como la increíble jugada de Pablo "Messi" Ibáñez. El manchego se recorrió medio campo con el balón en los pies hasta que los alicantinos le derribaron cuando estaba llegando a las inmediaciones del área. Para frotarse los ojos.
Alucinante fue también que la grada, entre cachondeos -o no tanto- aclamase a Mariano Pernía. Yo sigo diciendo que ha sido un mal fichaje, pero también llevo anotando en este blog que los tres o cuatro últimos partidos el hispano-argentino está entrando mucho en juego y está en un estado de forma muy bueno. Le falta el gol para que comience a creérselo y nos contagie. Vamos, que sigue siendo un cáncer pero quizá resulte benigno.
Para flipar el cebollazo que mete Forlán desde casi cuarenta metros (invalidado por fuera de juego) que pega en el larguero y lo deja en movimiento hasta ahora mismo. Qué potencia, chico.
Y extraño que no me haya entrado tortícolis de mirar hacia el sector 529, en busca de un colega virtual. Hoy he visto tu correo electrónico. Este domingo quedamos y nos saludamos. Fijo.

A ver si nos toca la Ponferradina, que juega esta noche.

Forza Atleti, oé.

4 comentarios:

Tomi dijo...

A Aguirre se le pita entre otras cosas porque es un auténtico homenaje al despropósito reservar a Forlán para este encuentro en Pamplona y hacerle jugar los 90 minutos.

Y también es penoso el ataque acongojamiento final que le entró haciendo sacar a todos los pesos pesados del equipo.

Por otro lado, veo por ahí que la peña le ha dado una importancia a este encuentro sumamente desproporcionada: lo importante era pasar, y se pasó. Punto. Tampoco resulta tan fácil jugar estos partidos en los que tienes muchísimo que perder y nada que ganar. Bueno sí. Que se lo pregunten al Madrid, si eso ...

Un saludo.

puxa atleti dijo...

Se pasó frio, miedo y por momentos vergüenza, pero hoy solo importa ya, que se pasó. Otros, el martes, pasaron vergüenza y poco más. Por cierto, Dominguez tiene buena pinta. Auparleti!!!

JOSÉ I. FERNÁNDEZ dijo...

Hola SANTI:
Aparte de mi correo electrónico te contesté en tu post anterior preguntándote cuándo quedábamos y que me guardaras un poco de ese estupendo bocata de tortilla. Además, te advertía de que en estos partidos los pobres como yo aprovechamos para irnos al lateral... y allí estuve con mi padre. El fútbol se ve mucho mejor por ahí y de vez en cuando hay que aprovechar.
No sé porque todo el mundo destaca lo fallón que estuvo Sinama, porque creo que Forlán lo hizo igual y peor (gol a puerta vacía incluido). La única que pegó bien fue el chupinazo al larguero que mencionas...y no valía.
El partido me pareció una triste pachanga, pero por ambos bandos. El Orihuela sólo apretó en el 90, hizo mejor partido en la ida, y si nos hubieran exigido más podían haber pasado o podíamos haber visto otro partido.

Por cierto, ayer cuando me llamaste estaba en una reunión (y mira que eso es raro). ¿Cómo dejas tu teléfono en mi facebook a la vista? Las múltiples féminas de mi facbook te van a hartar a llamarte ;)

Bueno, un abrazo y nos vemos el domingo!

Laura dijo...

Algunas veces salen bien los partidos y otras veces no tanto...lo que es incompresible es que en 11 partidos, realice 11 sistemas de juego diferente.
saludos.