domingo, 9 de noviembre de 2008

Vuelve Coupet

Osasuna 0 - Atleti 0

La mujer de Leo "muñones" Franco se puso de parto con la segunda niña del argentino y tuvo que salir escopetado de Pamplona con baja de paternidad. Enhorabuena Leo. Descansa unos días y disfruta de tus niñas. Y ojito, cuando te la acerquen no la despejes, procura cogerla. Eso es.

Total, que el cagón de Aguirre no se atrevió a sacar a De Gea, el portero internacional de las categorías inferiores, y reapareció Coupet después de la lesión que le causaron los seis chicharros del Barça (ayer volvieron a meter otra media docena, esta vez al Puecela que, por cierto, a nosotros nos ganó 2-1...) Pues eso, que Coupet salió y, al menos, cogió el balón cuando tuvo que hacerlo. Hasta se paró un penalti inexistente (como viene siendo habitual. El que nos lo piten, no el que se lo paren) con Pernía de protagonista (again) y un juez de línea que se las dio de árbitro auxiliar. El muy golfo.

Para llorar
La primera parte fue un abuso osasunista sobre un Atleti que -no sé si por contrato o por tocar los cojones- vestía con camiseta azul y pantalón rojo, en unos tonos exactamente iguales que los navarros. Total, que costaba diferenciarlos en la tele debido a la paupérrima iluminación del Reyno de Navarra, Nafarroa, el Sadar, vaya. Decía que la primera parte fue todo un repertorio de los colistas que no dejaron de asediar a los nuestros al tiempo que Perea se partía literalmente la crisma jugando en la banda de Antonio López (con vértigos y problemas de oído) que suplía a su vez a griego Seitaridis (eternamente lesionado y sin acabar de cuajar, como el yogur). Salió Pablo en el centro y Heitinga se puso en la derecha. No quedaba otra. Muy bien el manchego. Justito el holandés en ese lado.

Sin gol
Lo mejor que nos pasó en la primera parte fue que llegó el descanso (sin contar la parada de Coupet en el penalti que no era). El cagón Aguirre se da cuenta de que la mejor defensa es un buen ataque y sienta a Asunçao -trabajador y gris, como siempre- para dar salida a Forlán y evitar que el Kun Agüero siga haciéndoselo solo sin lograr el orgasmo del gol.
Ni por esas. El juego de ataque, eso sí, mejoró infinitamente. Estuvo tremendo Maniche, habilidoso Simao, voluntarioso Maxi, con energía Forlán pero... el Kun no tuvo su tarde. Por tres veces erró el último pase obcecado en pasársela al uruguayo cuando era el gordito Maniche el que estaba absoltuamente solo para empujarla. No pudo ser.

En resumen. El colista nos ha tenido contra las cuerdas durante la primera parte y hemos sido incapaces de meterles un gol cuando el acojonado Aguirre se ha dado cuenta de que él entrena al Atleti, al equipo grande, el de los sueldos millonarios, el de los coches gratis, el de la Champions. Otros dos puntitos que se nos van y que echaremos en falta al final de temporada. Y ojo, que ya llevamos la cuarta parte, diez partidos.

El miércoles, contra el Orihuela, en la Copa, estaremos cuatro gatos en el Calderón. Será un buen momento para comer un estupendo bocata en el descanso y conocer personalmente a otro de los blogueros rojiblancos, a José Ignacio Fernández.

Forza Atleti, oe.

3 comentarios:

Tomi dijo...

No te creas que vamos a estar muchos más que tu, yo y José Ignacio.

Y sí, es cierto: el Kun estuvo desafortunado 35 minutos. Justo los que el equipo jugó. Justo en los que el equipo notó la presencia de Forlán. Ergo, si hubiese jugado de principio, igual hubiesen tenido más ocasiones de gol, el Kun alguna fijo que hubiese enganchado y ahora estaríamos hablando de que aguantamos la marcha impuesta por los de arriba.

Por cierto, si entiendes el cambio final de Forever Banega, házmelo saber con carácter de urgencia, please. Yo ya he pedido hora esta tarde con el psicólogo de urgencia.

Un abrazo.

JOSÉ I. FERNÁNDEZ dijo...

Recojo el guante. La cita será pues en el descanso o tomamos algo en los prolegómenos.
Si es en el descanso, llévame un poco de ese estupendo bocata :D
Recuerda que el miércoles será día para ponerse en el lateral, uno de los pocos días del año en que los pobres podemos visitar esa zona ;)

Qué cabrón eres con Leo Franco. Seguro que a las niñas sabe cómo cogerlas. Además, a mí me sigue pareciendo buen portero, ya sabes.
Buen momento sería el miércoles para ver a De Gea, pero no caerá esa breba.

Un saludo y estamos en contacto

Billie dijo...

Sí que se hacía difícil distinguir a los jugadores, llevaba a la confusión pero para lo que había que ver. Ahora sí que creo que ya nadie cree ni en remontadas ni en Aguirre; aunque tampoco veo a nadie especialmente indignado ¿el Barça, a cúanto está? Saludos.