miércoles, 3 de diciembre de 2008

El Racing, en Bilbao; el Sporting, en Barcelona

Atleti 4 - Racing 1
Llevo unos fines de semana un tanto alterados y viajeros. Este último he estado en Bilbao y no he podido seguir al Atleti ni por televisión. Me he tenido que conformar con conectarme a internet en un ordenador ajeno para escucharlo por radio y seguir los comentarios en esas webs frías e insulsas que van poniendo con retardo lo que ya han contado los de la SER, Onda Cero, RNE y la Cope.
Aún así disfruté como si estuviese congelándome de frío en el Calderón. Y eso que al principio el penalti en contra (y van cinco en trece partidos) ponía las cosas mal, muy mal. Pero luego... Simao en plena forma, el Kun sin acabar de recuperarse pero recordándonos que está ahí y que necesita un tiempo de recuperación, que esto sólo es un bache y... Forlán, un escándalo como dice Tomi. Este tío no es que marque goles, es que da pases, se desmarca y se lleva a la defensa, recupera balones y no deja de ofrecerse al compañero que maneja el balón. Un fenómeno cuando está con ganas.
Lo dicho, tres puntitos, el Madrid que se lesiona y sigue perdiendo. Poco a poco. Tengamos paciencia y veremos si el profeta Aguirre (le escuche en la radio diciendo que en Navidades estaremos los terceros o los cuartos) acierta en sus cálculos.

A Barcelona
Coincidiendo con mi viaje el próximo fin de semana a Barcelona salta la noticia del emparejamiento de Copa con el equipo de Mesi. La verdad es que es una putada. A mí la Copa me encanta, a pesar de que no la gestionen como Dios manda. Me parece una competición atractiva y morbosa; hasta fácil de ganar si no nos hubieran tocado tan pronto los de Guardiola. De todos modos, como dice mi hermano, "a lo mejor no se presentan y nos la llevamos". Ya pasó una vez ¿os acordáis?
Este fin de semana jugamos en Gijón, en uno de los equipos que más simpatías despierta en mi familia (asturiana de pura raza, descendientes de los vaqueiros de alzada). Sólo espero que los nuestros sean capaces de traer otros tres puntos de un Molinón que estará hasta la bandera para animar a los del "culo muyao" (culo mojado. Así llaman los de Oviedo a los de Gijón por su proximidad con el Cantábrico).
Yo lo veré en Barcelona mientras espío y pregunto si este año también se retirarán de la competición y nos dejarán el camino libre para llevarnos esta copita que tantas ganas tengo de apurar.

Forza Atleti, oe.

4 comentarios:

Pablo dijo...

Yo creo que al Atleti le hacía falta un enfrentamiento así para despertar a la gente y para volver a creer en sí mismo. Ahora, como Aguirre salga a especular en vez de a intentar pasar, la que nos pueden meter va a ser parecida a la de hace un par de meses. Pasando esta ronda, los cruces son bastante venébolos.

Un saludo.

Adal dijo...

Hay que traerse los 3 puntos de Gijón si queremos entrar en Champions.

Respecto de la Copa, si el Atleti aspira a ganarla tiene que ganar antes o después a equipos como el Barça y no esperar a que lo eliminen otros. Así que si quiere a optar a ganar la Copa habrá que ganar al Barça, otra cosa es que a lo que aspire sea a jugar el máximo de eliminatorias posibles, para lo que entonces sería preferible el Barça más tarde.

Un saludo desde mi blog http://derojoyblanco.blogspot.com/

PUXA ATLETI!!! dijo...

Solo digo que este partido no lo quiero ver, aunque me tachen de falso atlético... seguro que sea cual sea el resultado no me convence. PUXA ATLÉTI!!!

JOSÉ I. FERNÁNDEZ dijo...

SANTI, en Navidades no estamos terceros o cuartos ni de coña porque quedan tres partidos y aunque ganemos los tres no va a perder dos el Madrid, ni creo que tampoco el Valencia. Espero que al menos sí quintos, pasando al Sevilla.
Por cierto, llevamos ¡seis penaltis en contra!, no cinco, que ya está bien.

Yo el domingo estuve en el Calderón y el sábado estaré… en Gijón. Aunque a qué precio. Más les vale ganar!

Un abrazo

PD: Si luego en Copa nos elimina Osasuna o el Zaragoza...