domingo, 24 de febrero de 2008

Gracias, Forlán



Osasuna 3 - Forlán 1

¿Dónde está el Atleti? Lo de esta tarde en el Reyno de Navarra ha sido para llorar. Sin defensa, sin equipo, sin ideas, sin garra, con las piernas temblando, con pases desajustados, con dos centrales que ven cómo en el área pequeña un juvenil les regatea y da un pase de gol entre los dos. Con un portero que jamás coge un balón (aunque esta tarde haya sido uno de los mejores), con un Pernía que se convierte en el mejor pasador de los delanteros contrarios, con un Antonio López perdido y sin las ideas claras, con los peores brasileños de toda la historia del club y, probablemente, de toda la historia de la primera división española: Eller y Cleber Santana. ¿Y qué decir de Reyes y Luis García que no acaban de arrancar, de demostrar lo que valen, de estar a la altura de lo que esperamos de ellos, de tener un mínimo acierto para poder excusar los infinitos fallos?

Es cierto que nos faltaban los tres elementos claves del equipo: Pablo en la defensa, Raúl García en el centro -éste y Forlán son auténticos profesionales- y Sergio Agüero en el ataque. Pero no es excusa. Lo de Maxi tiene un pase, pues aunque no aporte técnica, ni fuerza, ni acierto, ni casi nada... al menos anima al equipo. Aunque esta tarde creo que ni eso.

Seguimos en Champions. Aunque no por nuestros méritos sino por los deméritos de los que vienen detrás. Pero esto no durará mucho. El Sevilla ha recuperado el tono del equipo, el Rácing está envalentonado y el Espanyol no creo que prolongue más su mala racha. O espabilamos o tiramos el único objetivo que teníamos claro a la basura. Este equipo, sin una defensa contundente, que sepa sacar el balón, que dé seguridad, se va a la ruina. Y sería una injusticia para todos los que hemos creído en él, en sus jugadores, hasta en el técnico que no me gusta y que me he comido con patatas por el bien del club, por la continuidad del conjunto, por hacer una apuesta de futuro.

El fin de semana que viene nos visita un Barça que juega mal y gana, que comienza a reivindicarse, que ha recuperado a Eto'o y que mima a Ronaldinho para que vuelva a ser el que fue. El año pasado nos metieron seis en un partido para olvidar. Por aquel entonces Torres no hacía hat tricks y el Kun Agüero era una sombra del que es. Sólo nos queda rezar y confiar en la resurrección de los nuestros.

Vamos, Atleti, vamos.

1 comentario:

fueradelcalderon dijo...

Rojiblanco quedamos una hora antes del partido contra el Barça (sábado a las 19hrs.) en la puerta 0 para protestar pacíficamente contra la gestión de Gil y Cerezo. Tu club te necesita. ¡Acude!
http://fueradelcalderon.blogspot.com/